Sobre la libertad y el libertinaje

8 08Europe/Madrid marzo, 2012 § Deja un comentario

Según la Real Academia de la lengua Española, la libertad es una facultar innata del ser humano, por la que éste tiene la capacidad de elegir qué es lo que quiere hacer, lo que conlleva la responsabilidad de sus actos.
 
Para explicar el concepto de libertinaje prescindiré, sin embargo, de la definición de la R.A.E., y me valdré de ejemplos para mi exposición.
Nada más nacer Pedro disfrutó de una vida acomodada, nunca le faltó de nada y siempre durmió bajo un techo, tuvo la suerte de vivir en un país desarrollado y pudo asistir al colegio y al instituto, beneficiándose de una educación primaria y secundaria. En ese momento de su vida a Pedro la educación española le planteaba una pregunta: “¿Quieres seguir estudiando o prefieres dejar los estudios?”
 
Para responder a esa pregunta antes Pedro debía comprenderla. La primera palabra de la cuestión, “Quieres”, es clave en la oración, muchas personas del mundo desconocen su significado; yo diría que un 45% de la población desconoce la acepción del verbo querer en este contexto. Cuando nos referimos a “querer” en estas circunstancias no estamos hablando de apetencias, es decir, a Pedro no se le está preguntando si le apetece estudiar, se le pregunta si quiere estudiar.
 
Dentro de los humanos podemos encontrar dos grandes partes, una sería la parte lógica, la parte que todos nosotros podemos controlar en mayor o menos medida; la otra la compondrían los instintos, las apetencias físicas o emocionales que nos llevan a cometer actos que en realidad no hemos elegido realizar. Por ejemplo, Clara tiene 20 años y pesa 90 kg, su médico le ha recomendado rebajar algunos kilos, por salud. Cierto momento, Clara se encontraba sola en casa, no había nadie que la pudiera vigilar. Era casi la hora de la comida y su estómago soltaba alaridos haciéndose notar. A pesar de estar llevando a cabo una dieta bastante restrictiva, Clara fue a la cocina y cogió un paquete de patatas fritas, alimento prohibido, y lo devoró en menos de diez minutos.
 
Si le hubiéramos preguntado a Clara por qué lo hizo, la respuesta que más se habría acercado a la realidad habría sido “Porque me apetecía” y no “Porque yo lo he elegido así”.
Posiblemente si Clara hubiera pensado en su salud y se hubiera tomado un tiempo para reflexionar no hubiera seguido sus instintos.
 
Habiendo presentado esto podemos explicar la pregunta que se le expuso a Pedro, pero antes debemos recordar el concepto de libertad: “La capacidad humana para elegir qué es lo que se quiere hacer, por la que cada persona es responsable de sus actos, y las consecuencias de los mismos, pues ha elegido realizarlos.”. A Pedro se le planteó: “¿Quieres seguir estudiando o prefieres dejar los estudios?”, por lo que se le está planteando continuar o no su carrera educativa. Pedro, como todos los humanos, es libre de manera intrínseca, y su decisión debe estar influida por, y sólo por, su razón, no por sus apetencias.
 
Si ahora mismo me preguntaran si me apetece hacer un examen, respondería con toda seguridad que no; en cambio, si me explicasen que en 10 minutos comienza el examen que constituye mi única oportunidad de subir la nota de cierta asignatura importante, mi respuesta sería la radicalmente opuesta. Tendría que dejar de lado mis apetencias para poder hacer uso de mi libertad humana.
 
A Pedro no le gusta estudiar, prefiere salir con sus amigos o ver la televisión, no obstante sabe que si deja los estudios las consecuencias de su decisión no le gustarán. Aunque a Pedro no le guste estudiar, tiene claro que quiere estudiar turismo así que deberá estudiar bachillerato, por eso deberá dejar de lado ciertas apetencias y hacer uso de su libertad.
 
Aquel que se deja llevar pos sus instintos, sin reflexionar sobre sus acciones, vive en un estado de libertinaje, y cuanto más está inmerso en este estilo de vida menos libre es, pues está siendo dominado por sus instintos, por la parte animal de su ser, por todo aquello que no puede controlar. Cuando un hombre, constituido por razón e instintos, mata su razón (y se guía por sus apetencias) se convierte al libertinaje. Cuando un hombre somete a sus instintos de una manera razonable, y se deja llevar por la lógica, es libre, pues ésta es controlable por el humano; por eso se dice que la razón es liberadora del humano, lo hace libre.
 
No tomes tus decisiones en función de tus apetencias, pues te esclavizarán en un bucle infinito; no quieras matar una parte esencial de ti, déjate guiar por la lógica y llega a un equilibrio sano y beneficioso para ti y la sociedad en general.
 
 
 
Elu Kath.
4-III-2010

Otra generación

13 13Europe/Madrid febrero, 2012 § 1 comentario

Internet ha hecho estragos en la cultura tradicional. Los padres ven como sus hijos encuentran formas de vida alternativas a la suya propia; los empresarios ven como sus empleados se modernizan mientras ellos se quedan estancados en un pasado que ya no existe; los profesores observan a niños de cinco años que son capaces de manejar un ordenador de una forma mucho más natural de lo que ellos jamás podrán hacerlo; los políticos observan indignados cómo la sociedad se organiza usando un medio que ellos no pueden controlar en su totalidad.

Internet no es sólo una tecnología revolucionaria, internet es una revolución. 

Internet nos ha cambiado la luz con la que vemos la vida, nuestros hábitos, nuestra manera de enfocarnos a nosotros mismos. Nos ha descubierto tantísimas cosas que, paradójicamente, nuestra propia persona se vuelve el centro. Nuestros amigos son el centro de su propia vida, al igual que nosotros lo somos de la nuestra, pero eso no quiere, necesariamente, decir que nos estemos volviendo egocéntricos. Simplemente tenemos muchísimas herramientas, fruto de las mentes genuinas que pueden expresarse libremente, como por ejemplo Youtube, ¿Qué te voy a contar a ti de Youtube, verdad? Pero como Youtube miles: Twitter, Facebook, Tumblr, Flickr, Deviantart, Whatsapp, Gmail, Taringa, Vagos, Google Translate, Tuenti, WordPress, Blogger, la web de tu campus universitario, Wikipedia… Seguro que podríamos hacer una lista increiblemente larga.

Parece que por primera vez en la historia mundial en un mismo “sitio” tienen cabida personas totalmente diferentes, pero que son muy similares. ¿Cómo es esto? A mí me parece que lejos de calificarnos a nosotros mismo de una manera simple y eficiente lo estamos haciendo con miles de matices que acumulamos en listas y listas de “tags”. Así nunca habrá dos personas igual, pero habrá personas parecidas y lo que menos importará es si eres de Japón o de India, sino lo que compartes conmigo, nuestra música, nuestros gustos literarios, nuestras letras, nos parecen mucho más importante que el color de nuestra piel o nuestra tradición más arraigada. Mantenemos una relación más cercana que con la chica simpática esa que vive en nuestra calle, ¿Qué por qué digo esto? ¡Porque es verdad! ¿O es que yo con mis frases no te he influido más que ella con sus “Buenos días”? ¿O es qué tú no me has influido a mi más con tus covers y tus monólogos? ¿O es que no nos “escuchamos” cuando opinamos de un tema que nos resulta importante?

Internet nos ha cambiado la vida porque todo el mundo tiene voz y voto sin importar cuánto dinero tenga o en qué trabajen sus padres; no nos importa si trabaja en el ayuntamiento enchufado o si sólo le llega el dinero del paro para pagar lo justo. Nos da igual si eres de apple, de pc o de linux, si tienes 8GB de RAM o si tienes un ordenador del año ¡CATAPÚM!.

Lo que importa en internet, como si fuera una gigantesca utopía de miles de servidores, es lo que tú eres. Lo que dices, lo que piensas, la manera que tienes de hacer las cosas; todo eso que te define. Por una vez desde hace muchísimo tiempo, los poderosos sólo pueden cerrar servidores, no parar nuestras ideas, que valen como balas.

Aprendo de ella, de él y de vosotros. Aprendéis de mí. Esto es como un gran mercado del conocimiento, y la forma vieja de pagar, el trueque milenario, sólo es opcional, porque realmente sólo comparten los que quieren, los que quieren transmitir algo que consideran importante. Esto es una biblioteca global; una biblioteca de música, de películas, de periódicos amateur, de arte en todas sus vertientes, de información; y también una biblioteca de libros.

Ahora tenemos una cultura de internet, frases hechas, hábitos, comunidades. Y esta bola sigue aumentando; y si internet consigue mantener su esencia, nunca parará de crecer.

¿Qué opinas tú?

 

Ser o no ser, esa es la cuestión.

7 07Europe/Madrid diciembre, 2011 § Deja un comentario

Hablemos de un adjetivo. Llamémoslo X. Ahora comienzan a resbalarse los dilemas y, junto con ellos, junto con los pros y los contras, todas esas situaciones que te hacen pensar en un “Sí, lo soy” o en un “No, no lo soy”.

Realmente te da igual lo que opine el de aquí o el de allá, pero no éste que está acá en tu corazón, no ésta que se enreda en tu alma. Por eso, las preguntas nublan tu mente cual lago al que le rodea una atmósfera de temperatura muy distinta; no se ve nada, aunque todo está mojado.

Te miras los pies, recuerdas las frases que andan por el mundo, que hablan precisamente de eso, de andar; y piensas en eso, en andar de una manera metafórica: primero un pie, luego otro. ¿Dónde está el principio? Quizás deba encontrar mi primer error… pero es entonces cuando tu cerebro rebuscado te asalta con una puñalada trapera y dice en voz alta y firme “¡Puede que éste fuese tan pequeño que ni el mismísimo ser creador del universo, en el caso hipotético de que existiera, pudiera encontrarlo!”. Entonces caigo de nuevo y vuelvo a mirarme los pies, porque por si no lo has notado, me estoy hablando a mi misma en todo momento.

¿Qué soy? ¿Quién soy? Pero lo más importante… lo que más me aterra, ¿Soy lo que nunca he querido ser? ¿Soy X? Y si es así ¿Tan malo es serlo? ¿Cómo averiguarlo? ¿Quién guarda el criterio de qué lo es y qué no lo es? ¿Dónde está ese juez supremo? Ese juez imparcial… Muchas veces lo busco, pero nunca lo he encontrado. Alguien que me diga “Te has equivocado” y que no haya duda a error… 

Es ahora, justo después de leer mi última frase cuando recuerdo que estoy viviendo en la vida, y no en un videojuego con guía. Si la vida fuese lo segundo, entonces existiría ese juez supremo e imparcial que tantas veces he añorado. Pero si existiese, todo lo que amo de la vida se desvanecería, pues las acciones minúsculas dejarían de poder llevarse a cabo, y por lo tanto dejarían de tener consecuencias; con lo que el fin de cada una de nuestras historias serían cada vez más y más prefabricadas; algo así como “¿Te has pasado el Pokemon Dorado?” Y todo desembocaría en un “Sí” o un “No”, pues lo que va en medio, sin más adornos, ha tenido que ser más o menos (más bien más) lo mismo.

Sin anécdotas.

Así que sí, es cierto que no sé si soy o no soy X por el momento, pero no me importa, porque prefiero vivir en este mundo perfecto por sus imperfecciones antes que en un mundo imperfecto por sus perfecciones.

Estoy segura de que con el tiempo, con la sinceridad hacia mí misma y con la energía y las ganas de andar hacia donde mi alma quiera descubriré la respuesta a la cuestión que Shakespeare, no sin razón, planteó.

Bajo el burlón mirar de las estrellas que con indiferencia hoy me ven volver.

6 06Europe/Madrid diciembre, 2011 § 1 comentario

Vuelvo.

 

Fadding away By Maggie Taylor

La vida vuelve a traerme aquí. “Y me alegro y me enfado a la vez”.

.

2 02Europe/Madrid enero, 2011 Comentarios desactivados en .

Hoy hace 366 días que abrí el blog, y no sé si aguantará otro más.

¿Por qué?

9 09Europe/Madrid noviembre, 2010 § 2 comentarios

Porque ser contradictoria no implica no ser consecuente

.

.

{Hay veces que, simplemente, no puedo evitar escribir lo que pienso}

Todos los raros fuimos al concierto del gran telépata de Dublín

1 01Europe/Madrid noviembre, 2010 § 1 comentario

29 de Octubre de 2010, Sala Vivero (Málaga)

Esa noche infinita tocó Love of Lesbian, poniéndonos el alma en vilo a todos los extravagantes que andábamos por allí, con el único propósito de fusionarnos con ellos tanto como nos fuera posible.

Ya he hablado de ellos (o mejor, he posteado su música, siéndome imposible describirlos) en alguna que otra ocasión y sólo puedo decir “Tienen poderes”, nos dejaron extasiados… La sala latía al unísono, todos nos sabíamos las letras, todos entramos en un estado semiinconsciente de simbiosis entre por un lado, el grupo, y por otro lado, el público, que era como  un único ser.

Para mi delirio empezaron tocando “Allí dónde solíamos gritar” (aunque como bien dice la canción “Club de fans de John Boy” cualquier canción hubiera abierto bien aquella maravillosa noche de concierto). Esta canción tiene mucha historia para mí, me recuerda personas, sentimientos, tensiones; y además fue la primera que escuché de ellos, y justo antes de entrar el concierto había dicho “Como empiecen con “Allí dónde solíamos gritar” me muero…”. Y me morí…

El setlist fue impresionante…. como el disco mismo, 1999 siempre será especial. Aquí tenéis una foto de la lista que los fans tomaron del mismísimo papel que los guiaba:

Setlist Love of Lesbian - 29 de Octubre de 2010

Setlist Love of Lesbian - 29 de Octubre de 2010

Cada una de las canciones, una por una, fue especial. El ambiente vibraba, las emociones fluían como en su hábitat ideal… Fue todo tan embaucador que yo casi no podía dejar de descargar todo mi éxtasis en gritos y saltos. Parecía como si el mundo entero se hubiese desvanecido, como si a nadie le importara cerrar los ojos y perder la cabeza… como si quien no hiciera eso era el que estaba fuera de lugar.

Ha sido la primera vez que los veía en directo, y a pesar de que hace poco que los conozco, me di perfecta cuenta de que las sensaciones que están implícitas en sus canciones no son sintéticas, no, ellos las llevan por dentro de una forma brutal. Pude vivir en mi propio cuerpo el éxtasis mismo de Santi, pude conectar con él cuando veía que cerraba los ojos y sentía como cada sílaba le fluía por la garganta de una forma desgarradoramente emocional, tal y como me pasaba a mí, tal como yo lo sentía…

Llegados a este punto debo hacer un inciso. El grupo es magnífico, consigue transmitir, crea unas atmósferas increíblemente sensoriales, sí, pero yo fui capaz de sentirlos así por dos razones: 1º El grupo en sí no permite otra cosa 2º Yo siempre he sido hipersensible y no lo puedo remediar

Dejando a un lado mis desvaríos, e intentando ser lo más objetiva posible, debo decir que el concierto fue muy muy completo, tanto a nivel musical (no sé si es siempre así, pero esa noche desde luego estaban que se salían) como a nivel personal (los tíos son unos cachondos de cuidado y no perdían oportunidad de hacernos reír) como a nivel de espectáculo en sí mismo. Como anécdota puedo decir que Santi y Jordi (los mismos que luego se lanzaron desde el escenario) se dieron un pico (LOL!!) y hubo un momento en el que Joanra salió vestido de gato, dejándonos admirar su abultada barriguita (xD!). Además uno de los fans de L.O.L. disfrazado del amante guisante, subió al escenario (Santi se empeñó) a bailar con ellos cuando cantaron “Te hiero mucho” para demostrároslo aquí tenéis una prueba ocular 😉

El aspirante a guisante con Love of Lesbian

El aspirante a guisante con Love of Lesbian

A parte de todo esto, lo único que puedo añadir es que quien estuviera allí sabe de qué estoy hablando, de todas formas os dejo unas fotitos que he robado de por ahí para que veáis cómo estaba la sala de lesbianos :).

Vivero de Lesbianos

Vivero de Lesbianos

Vivero de Lesbianos II

Vivero de Lesbianos II

Vivero de Lesbianos III

Vivero de Lesbianos III

Sólo añadir que me encantaría volver a verlos.

Banda sonora del making off de la entrada: Club de fans de John Boy

“Y AHORA YA SOY OTRO FAN DE JOHN BOY”

¿Quién es tu John Boy?